martes, 5 de agosto de 2008

Eva y la serpiente

I
Fue creada como la fiel compañera de Adán.
Al sumirse él en un profundo sueño, ella fue concebida de su costado. De esta forma Dios creó un ser diferente e independiente de Adán, el primer poblador humano.
Eva fue creada y su función no era únicamente la de acompañar a Adán, sino también ser su sombra, su espejo evocador. Para lo cual era inminente la inserción en una existencia distinta, con una consciencia nueva.
Ni el hombre ni la mujer, ni Adán ni Eva, sabían de sus diferencias. No concebían la división, no tenían los ojos abiertos a la dualidad, a la polaridad, no conocían espacio ni tiempo: el espacio era el Paraíso y el tiempo un presente continuo. Estaban inmersos en un aquí y ahora constante.
Eran, pues, felices: con fe en la ley divina, la cual garantiza unidad por sobre todas las cosas, comunión de las polaridades todas, sin división.
No apreciaban diferencias en el entorno que los rodeaba, y reconocían en cada cosa a la unidad cósmica de Dios.
El tiempo no corría ni se detenía, simplemente no existía en el Paraíso. Así como no era pertinente concebir la existencia de otro espacio, diferente de aquél; tampoco era posible pensar un momento distinto al presente continuo en que vivían.

II
Eva encuentra en el árbol del conocimiento a una serpiente enroscada que tendiendo su lengua bífida, trataba de balbucearle unos incomprensibles verbos.
Sobre la cabeza del reptil pendía una circunferencia plana con dos agujas que giraban.
Al acercarse, la serpiente comenzó a hablarle a Eva que, en su desnudez, la escuchaba con mucha atención, y observaba detenidamente sus movimientos y los de aquel nuevo instrumento que la encantaba. Eva se cuestionaba cómo era posible la existencia de un nuevo elemento, nunca antes visto en el mundo.
La serpiente terminó por ofrecerle el objeto a la mujer como un regalo y le decía que sería acompañado por una nueva percepción.
Eva no comprendía las propuestas del animal en su totalidad, pero algo interior la empujaba a aceptar el ofrecimiento de la serpiente.
Ella le prometía la posibilidad de distinguir: el bien del mal, el ahora del pasado y el futuro, el aquí del allá. Todas nociones que fueron, hasta el momento, unidades para Eva, comenzaban a ser diferenciables en la lengua bífida de la serpiente. Finalmente, el deseo por lo desconocido comenzaba a tener más fuerza en Eva, que el anhelo por la unidad. En su blanca pureza espiritual, la oscuridad de lo prohibido y dual empezó a dominarla y a empujarla hacia la promesa de la serpiente.
La caída del ser humano en el mundo divisible y contabilizado del tiempo, tiene por fin el de hacer que el hombre reconduzca su negro cuerpo hacia el blanco anhelo de unidad. Y esta tarea debe realizarse a través del tiempo, ese saturnino reloj que todo nos marca.
Decidió aceptar. Eva y la serpiente se unieron en un amargo beso. Un beso que aún hoy perdura. Y con ese sello la criatura diabólica sembró en Eva la capacidad de discernir.
Cuando abrió sus ojos se dio cuenta de su desnudez y temió que Adán pudiera verla, por eso se cubrió con un traje negro que la serpiente le entregó; pero de todas formas, hubo partes del cuerpo que permanecieron descubiertas, exponiendo la blancura de su piel, como recuerdo de esa unidad indiscernible en que una vez vivió. Blanca unidad a la que aspira, consciente o inconscientemente, el ser humano con sus acciones.

III
Una vez que abrieron los ojos comenzaron a darse cuenta de todas las distinciones que los rodeaban y dejaron de ver en las cosas la unidad. Ahora, las comparaban y diferenciaban cada vez más. Por lo cual, casi sin darse cuenta, fueron alejándose cada vez más del edénico jardín y terminaron por caer en el mundo polar de las formas materiales. Donde el tiempo es el dios que domina y controla todo y a todos.

El primer grano de arena cayó al darse vuelta la clepsidra.
Y se estableció, así, la misión del ser humano luego de la caída:
a través del tiempo, superar el tiempo
para convertirlo en un instante único y eterno.
Por un intento inflexible hacia la unidad.

14 comentarios:

Luciano Di Silvestro dijo...

Hola Sofi, me gustó mucho el cuento, el clima y el ritmo. Me hizo pensar en algo nublado con promesas de tormenta. Te felicito por el blog!

Emma. B dijo...

ehh mi pirmer crìtico!!! q honor!! gracias por tus palabras rocko y por la visita!!, nos vemos

Napoleona dijo...

wtwtjSofushka!!!!!! Felicitaciones por el inicio del blog!!! Ya era hora!!!
Me gustó mucho el relato, la serpiente podría ser el nacimiento del lenguaje, no? Lo que nos permite constituir nuestra identidad, diferenciarnos de los otros, diferenciar presente de pasado y futuro, etc.
Bueno, seguí publicando!!!! Besotes!

lizzie dijo...

Bien , Sofi!
Me gustó tu cuento y su clima me trajo recuerdos (alguna vez hice la Serpiente de El Principito) como te conocí cursando con Costa Picazo apruebo totalmente el nombre de tu blog y te auguro una larga, intensa y fecunda permanencia en este espacio que nos reune, nos convoca , y como a Eva, nos provoca...
besitos, nos seguimos viendo
lizzie

Ganirivi dijo...

Qué bueno leerte Sofita!! me pone muy contenta.
Te felicito y espero que sigas poniendo cosas seguido.
cuándo nos vemos?¨
beso!

micaela dijo...

amigaaaa hermosa! waw. te felicito!! para mi sos un ejemplo a seguir, te felicito por el nombre del blog, por el cuento, por la garra de publicar lo que escribis y por aceptar comentarios. estaria bueno que pongan criticas negativas tambien om ejor dicho criticas de crecimiento que son las mas duras pero las que te van a ir haciendo crecer.

te quierooo mucho amigaaa linda mucho mucho mucho.
oda a shakespearina!!! iuju!

micky.-

dafne dijo...

Hola Sofiiii!!!!!
Te escribí y tuve que repetir toda la operatoria, muahhhh!!!!!
Me encantó tu cuento y la idea del blog.
Emma B. es por la Bovary? La curiosidad mató al gato, ya sabés...
Un abrazo de osa...

Debi dijo...

Hola soy miss grant. Felicidades x el nuevo espacio. Sabés q yo estaba pensando en hacer lo mismo mientras esperamos a q las editoriales y los espectadores/consumidores descubran ntros talentos. Q les den x culo! Me voy a hacer uno.

Nicolás dijo...

Hola Sofia:

Seria un placer estar en tu blog. Tambien te pondre en el mio...

Gracias por escribirme a traves de la web. Te dejo un beso.

Nicolás Manservigi

virginia dijo...

telepatía? no. coincidencia diria yo.. estaba justo por empezar a dar un vistazo por los blogs amigos.. y guaoo tu mensaje, y tu escrito.. reina!

felicidades por esto...
muy buen inicio y gracias por pasar por mi espacio, a mi el tuyo me gusto mucho..
impacto de lectura es la palabra justa..
"Eva fue creada y su función no era únicamente la de acompañar a Adán, sino también ser su sombra, su espejo evocador"
besos revoltosos que piden más!
vicky

Valeria dijo...

Hola Sofi!!!
Cómo no me voy a acordar de vos!
Te felicito por este espacio!!! Pasaré seguido y te pondré como contacto y demases!
Besos gigantes

Fanny. y .Sol dijo...

Llegué hasta acá por otro blog y debo decir que me voy gratamente sorprendida, espero ser bienvenida porque me gustaría seguir visitandote. Un abrazo

Fanny.

Anónimo dijo...

querida Sofi me acordè cuando en casa se reunieron tus amigas para escuchar tu cuento publicado en 1997 ahora ya tienes tu sitio en Internet . Felicitaciones!!!

Anónimo dijo...

me olvidè de decirte que el Anònimo era yo, tu padre